Resumen del Estado del Tiempo para Puerto Rico

SAN JUAN – El radar Doppler detectó aguaceros, con lluvias de moderadas a localmente fuertes, moviéndose a través de la mitad este de Puerto Rico, incluyendo Vieques y Culebra, durante la madrugada y horas de la mañana.

Hasta el momento, los estimados totales de lluvia alcanzaron alrededor de dos pulgadas en un área entre Ceiba y Naguabo. Otras áreas con acumulaciones de lluvia reportaron hasta una pulgada de lluvia en la vecindad de Maunado, Patillas, Las Piedras y Juncos. Esta actividad también trajo grupos de nubes que resultaron en cielo parcialmente a variablemente nublado a través de estas áreas, pero cielo mayormente despejado a parcialmente nublado prevaleció en el resto del áreas.

Las temperaturas mínimas de la madrugada bajaron a los medios a altos 70s a lo largo de las áreas costeras, mientras que bajos 70s se observaron a través de las áreas más altas.

El viento en la superficie estuvo generalmente leve y variable.

Una débil Onda Tropical, que se mueve a través del este de Caribe, continuará aumentando la humedad en el área de pronóstico. Esto resultará en parchos de aguaceros y nubes en los niveles bajos, moviéndose desde las aguas hacia sectores del este de Puerto Rico, Vieques y Culebra durante el resto de las horas de la mañana.

A medida que el día progresa y ocurre el calor diurno y los efectos locales, se espera que aguaceros y tronadas aisladas se desarrollen a través de sectores del interior y oeste de Puerto Rico.

Se pronostica que las temperaturas máximas alcanzarán entre los medios a altos 80s a lo largo de las áreas costeras.

Condiciones ventosas continuará con viento fluctuando este 15 a 20 millas por hora y ráfagas más altas, particularmente a lo largo de la costa.

A través de las aguas locales, los operadores de embarcaciones pequeñas deben ejercer precaución debido a viento de hasta 20 nudos y oleaje de hasta 6 pies a través de todas las playas, menos las aguas del oeste de Puerto Rico y el Pasaje de la Mona. Existe riesgo moderado de corrientes marinas para la mayoría de las playas locales, excepto para las de la costa oeste de Puerto Rico.