Resumen del estado del tiempo para Puerto Rico del lunes, 17 de junio de 2019.

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) pronosticó que condiciones del tiempo mayormente tranquilas con cielos brumosos se esperan que continúen el día de hoy, influenciados por una masa de aire seco acompañada de polvo del Sahara suspendido en el aire que se mueve a través de la región.

A pesar de esas condiciones, aguaceros localizados y tronadas aisladas se pueden desarrollar sobre sectores del oeste de Puerto Rico en las tardes. Las temperaturas máximas el día de hoy estarán en el rango de los medios a altos 80 grados a lo largo de las áreas costeras, pero podría llegar a los bajos 90 grados con un índice de calor en los bajos 100 grados a través del suroeste de Puerto Rico.

Condiciones ventosas continuaran el día de hoy con vientos entre 15 y 20 millas por hora y ráfagas de viento más fuertes de hasta 30 millas por hora particularmente a lo largo de las áreas costeras.

Se le pide a los navegantes que ejerzan precaución en todas las aguas excepto en las aguas costeras del oeste de Puerto Rico por vientos de 20 nudos y oleaje de hasta seis pies. Estas condiciones continuarán hasta mediados de semana. Existe riesgo moderado de corrientes marinas para la mayoría de las playas, excepto las playas a lo largo de la costa oeste de Puerto Rico.

Condiciones mayormente tranquilas con cielos mayormente despejados a parcialmente nublados prevalecieron durante la noche y temprano en la mañana. El radar Doppler detectó algunos aguaceros moviéndose sobre el este y norte de Puerto Rico desde las aguas, que dejaron acumulaciones de lluvia mínimas.

Las temperaturas mínimas estuvieron en el rango entre medios a altos 70 grados en las áreas bajas, mientras que se observaron bajos 70 grados en áreas más altas. Una temperatura mínima de 79 grados fue reportada en el aeropuerto internacional temprano en la noche.

Los vientos en la superficie estuvieron generalmente desde el este entre el rango de los 10-15 millas por hora con ráfagas más fuertes, pero se tornaron leves y variables después de la media noche.